Excelencia Italianos en Mendoza

Barismo: el arte del café llegó a Mendoza

Barismo - preparación del caféPlano Detalle

El barismo no se trata simplemente de saber preparar un buen café: es una verdadera ciencia que se dedica a estudiar todo los aspectos vinculados a una de las bebidas italianas por excelencia.
Y en Mendoza, es una actividad que no para de crecer. Cada vez son más las personas que quieren aprender a hacer un rico café. Por esta razón, itMendoza entrevistó a Franco Bonafede, descendiente de italianos, y uno de los referentes en nuestra ciudad.

El barismo, una verdadera pasión

Un barista es el profesional del café de alta calidad o “de especialidad”. Es también , el responsable de la presentación de las bebidas y quien puede completar su trabajo con el arte del latte (sí, la espuma). Pero eso no es todo. Para ser un verdadero barista, es necesario, además, conocer el cultivo del café y su cosecha, las semillas, el trabajo en los países productores, el día a día en los cafetales, el proceso de tostado, las máquinas en las cuales se prepara la bebida, etc.
El barismo es más que preparar un buen café: logra fidelizar y atraer clientes.

Barismo - Franco trabajando

Este es el caso del experto en barismo Franco Bonafede, un apasionado del servicio desde muy chico y desde hace algunos años, del café. Franco transmite profesionalidad y pasión al hablar y está clara su predisposicion para enseñar. Es un docente innato: ya ha capacitado a más de 400 personas.

Uno de los referentes el barismo en Mendoza: Franco Bonafede

Franco conoció al barismo “de casualidad” mientras trabajaba en el Hotel Hyatt. Leyó que buscaban baristas en un café y decidió probar suerte. Así fue como comenzó a trabajar en Silla 14, la primer cafetería “de especialidad” que hubo en Mendoza, en 2014. Allí concretó su primer curso de barismo, cuando un delegado de la famosa firma Marzocco instaló la máquina espresso y les enseñó cómo se utilizaba. “Era como una Ferrari del café”, sintetizó Franco.
Tras el cierre de Silla 14, Franco comenzó a trabajar en Melbourne Coffee, cuyo dueño era australiano. “Melbourne es la capital mundial del café”, contó a itMendoza, en parte, debido a la gran inmigración italiana en Australia. Desde hace dos años es barista en Neu Café. Ya cuenta con dos certificados emitidos por la Specialty Coffee Association (SCA). 

Todo sobre el café

Los “grandes” del café han sido, históricamente, Estados Unidos (Seattle, exactamente) e Italia. Mientras que en América la estrella siempre ha sido el café de filtro, en Italia nació un nuevo sistema mucho más rápido: la máquina espresso. En 30 segundos se puede obtener un excelente café, contra los cuatro minutos que requiere el de filtro.
En cuanto a la leche, Franco explicó que “corrige errores y suaviza. Así surgió el cortado en España, el capuccino y el macchiato en Italia y recientemente el flat white en Australia (un café intenso y mucha leche). Sobre la nueva moda del arte latte, Franco señaló que “no aporta nada, es mera decoracion, pero ayuda, pero es una buena entrada para presentar y hacer conocer una buena bebida”. 

Radiografía del café en Mendoza

Mendoza, si bien no es como Londres -la ciudad con más cafeterías del mundo- cuenta con muchas cafeterías y visitarlas constituye una de las actividades preferidas de sus habitantes y turistas. ¿Cómo toman el café los mendocinos? Franco nos describe perfectamente: “Lo importante, a diferencia de Italia, es que la taza esté llena y el café muy caliente”. Así fue como se argentinizó el café. Es que, como explica, la conveniencia económica y la pérdida de información deformaron el café original. “El problema de las temperaturas extremas es que anulan las papilas gustativas, lo que impide degustar el verdadero sabor del café”, reveló. Otra de sus recomendaciones es beberlo sin azúcar y no apresurarse para terminarlo: si es un buen producto, se puede disfrutar también frío.
Por esta razón, advierte Franco, el servicio “debe estar acompañado de una buena venta, porque hay mucha desinformación. El mendocino es muy clásico -el cortado mediano, el más pedido- y no va a tomar un café, va a otra cosa: a encontarrse con alguien, a leer el diario, a distenderse. Y además, no hay muchos baristas que se destaquen en Mendoza”. 

Barismo - Máquina espresso

Para Franco, por lo tanto, las causas por las cuales aún no se suele tomar un “buen café” en Mendoza son, por una lado, la oferta (café de mala calidad) y de la demanda (en tanto que no reclama una mejor bebida). Sin embargo, para el experto en barismo no se trata más que de una cuestión de tiempo: dentro de poco, no quedará otra opción qe marcar la diferencia.
Como el objetivo de Franco es ” cambiar el café en Mendoza”, dicta cursos de barismo todos los meses. Cada vez son más las personas que quieren estudiar el arte de preparar un buen café por amor a la bebida y como salida laboral, sobre todo quienes pretenden vivir del barismo en el extranjero.
Bonafede define al café como “un medio de expresion. Se pueden lograr cosas con las personas: sacarles una sonrisa, sorprenderlas”. ¿Están de acuerdo?

Camila Balter

Autore: Camila Balter

Soy Licenciada en Comunicación Social. Siempre me gustó leer, escribir y viajar. He vivido toda mi vida en Mendoza, me parece una hermosa ciudad y me interesa que el mundo la conozca. Tuve la maravillosa oportunidad de cursar un semestre en la Universidad de Bologna, de conocer el pueblo donde nació mi abuela en Calabria y recorrer casi toda Italia. Esta experiencia hizo que se consolidara mi amor por ese país y su gente. Si bien existen algunas cuestiones que no pueden expresarse en palabras, hago mi mayor esfuerzo y lo intento.

Barismo: el arte del café llegó a Mendoza ultima modifica: 2019-08-08T00:00:46-03:00 da Camila Balter

Commenti

To Top