Los aperitivos, una tradición argentina con herencia italiana

itMendoza

Cibo

Los aperitivos, una tradición argentina con herencia italiana

Los Aperitivos Negroni

Si hay algo que nos caracteriza tanto a los argentinos como a los italianos es el disfrute por la comida. Especialmente, por aquella que se puede compartir con familia y amigos tanto en ocasiones especiales como en las del día a día. En ese contexto, los aperitivos son ideales para compartir con alguien más sin importar cuántos comensales haya o qué momento del día es. Los aperitivos incluyen a las comidas ligeras que más nos gustan y a las bebidas típicas de distintas regiones de Italia como los vermús, el amargo y el Fernet. El 19 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Aperitivo, por eso, hoy te contamos de dónde viene la costumbre de servirlos, cómo llegó a Argentina y por qué forma parte de nuestra identidad.

Una comida o una bebida, ¿qué es un aperitivo?

¡Las dos! Aperitivo viene del latín aperitivus, que significa “abrir el apetito”. Lo que hoy llamamos aperitivo fue nombrado como tal hace solo 300 años. Hasta ese entonces, un aperitivo era “algo que abre y limpia las vías”. En ese contexto, los aperitivos se utilizaban principalmente por médicos, farmacéuticos y boticarios para tratar diferentes problemas de salud. Fue recién durante el siglo XVIII que el término aperitivo comenzó a utilizarse en distintos idiomas para nombrar tanto a esas bebidas y comidas que eran la antesala de otras más contundentes. Por lo general, los idiomas anglosajones llaman aperitivos a las bebidas que se consumen antes de las comidas y que se preparan a base de hierbas y especias. Tanto en castellano como en italiano, el aperitivo no solo es el alimento o bebida servido sino que también se le llama así al momento en el que se consume. ​

Italia, la cuna de los aperitivos

Existen varias versiones sobre cómo se originaron los aperitivos como bebidas. Una de las más conocidas tiene su origen en Turín, la capital de la región del Piemonte. Se dice que fue en 1786 cuando Antonio Benedetto Carpano, un destilador, creó el primer vermú mezclando vino blanco dulce con hierbas y especias. El resultado fue una bebida ligera y con baja graduación alcohólica que combinaba perfectamente con pequeñas porciones de platos salados. Ese “maridaje” entre vinos dulces y de sabor herbáceo y comidas ligeras se fue extendiendo por toda Italia. Fue así que nacieron clásicos como el Aperol Spritz, el Campari, el Gancia y el Fernet servidos junto con aceitunas, embutidos, focaccia y bruschetta. Con la inmigración italiana hacia Argentina durante los siglos XIX y XX, los aperitivos llegaron al país y se fueron convirtiendo en una excusa más para reunirse con familia y amigos.

Los Aperitivos - Bruschettas

La apericena: desde los bares de Roma hacia el mundo

Las costumbres cambian y la de consumir los aperitivos también lo hizo. Fue justamente en Italia, la madre patria de los aperitivos, donde esta tradición comenzó a cambiar. Así nació la “apericena” que combina a las bebidas espirituosas con una comida liviana. La apericena “abre el apetito” y a la vez de hacer de la cena una instancia más “al paso”, antes de salir a bailar o como after office. Cada vez más bares se pliegan a este modo de servir los aperitivos y lo mismo sucede en Mendoza. No es extraño ver, especialmente en el centro, vermuterías cuyo menú consiste en platos salados de distintos estilos. Las croquetas, las tortilla de papa, los panes planos y los ravioles fritos son algunos de ellos. Las bebidas, mientras tanto, van desde Cynar y Cinzano, hasta vinos dulces y el tradicional amargo mezclado con soda, ideal para servir en jarra.

Los Aperitivos Bebidas
Los aperitivos, una tradición argentina con herencia italiana ultima modifica: 2022-09-21T19:54:11-03:00 da Victoria Bibiloni Abbona

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x