Arte y Cultura Curiosidad

Palabras italianas: algunos casos curiosos

Palabras Italianas - El origen de algunos términos italianos

Comprender una lengua en su totalidad no implica únicamente tener un manejo excelente de las normas gramaticales. Como ya comentamos en notas anteriores, existen ciertos elementos implícitos que superan dichas reglas, por ejemplo: la gestualidad, el tono del mensaje transmitido, la visión cultural. Conocer estas cuestiones nos permite acercarnos a un verdadero entendimiento del idioma que estudiamos. En itMendoza, deseamos justamente mostrarte ese aspecto del italiano. Por ello, hemos recuperado algunas palabras italianas que les gustan a nuestros lectores para descubrir en ellas, comparándolas con el español, ciertos detalles curiosos.

Pranzo: infaltable dentro de las palabras italianas preferidas

Es uno de los primeros términos que aprendemos cuando estudiamos italiano. ¿Acaso no es el cibo uno de los elementos más importantes de dicha cultura? Sin embargo, cuando nos detenemos a pensar, la palabra española que hace referencia a esta comida es, en su forma, completamente distinta . ¿Por qué esa gran diferencia?
Pranzo deriva del término latino prandium, el cual está compuesto por “pra” (adelante) y “dium” (día). Es decir, “adelante del día”. Sin embargo, en español la palabra es “almuerzo”. Lo que ocurre es que la sílaba “al” proviene de la ocupación árabe que hubo en la península ibérica desde el siglo VIII hasta el XV aproximadamente. En el árabe ese “al” cumplía la función de artículo. Pero, los hablantes de lengua romance en España, ignorando esto, lo incorporaron como parte de algunas palabras sin ningún valor. Por su parte, “muerzo” proviene del latín morsus (mordisco).

Palabras Italianas - Pranzo deriva del término latino "prandium"

La palabra española “almuerzo” es uno de los vestigios dejados por la lengua árabe en la Península Ibérica.

Pregar

Según el Vocabolario Etimologico della Lingua Italiana de Ottorino Pianigiani, pregar viene del latín prex que significa “súplica”. De allí, se explica también el término español “plegaria”. Sin embargo, en la lengua española, el verbo utilizado para decir que alguien pide algo por medio de súplicas es “rezar”. Dicha palabra proviene del latín recitāre (recitar) que implica leer en voz alta. Es decir, en italiano “se ruega” y en español “se dice en voz alta”.

Consapevolezza

Deriva del verbo consapere que, a su vez, está formado por el prefijo con y el verbo sapere (saber). Es decir, tener conciencia implica hacer algo con un saber. Por otro lado, en español, “conciencia” proviene del latín conscientĭa que significa “conocimiento común a varias personas”. La idea transmita entonces es la misma pero los caminos son diferentes.

Coccola

Término de la lengua coloquial que puede significar “caricia” o “abrazo”. Según el diccionario Treccani, proviene del verbo coccolare que, a su vez, deriva del sustantivo cocco. Este hace referencia, en una de sus acepciones, al hijo predilecto de los padres que es consentido y que por ende, recibe sus “caricias”. En español, “abrazo” tiene su origen en el término latino brachĭum, el cual quiere decir “brazo”. De este modo, el abrazo implica la participación de los brazos.

Palabras Italianas - Coccola es el término coloquial para referirse al "abrazo" o a la "caricia"

El término “cocco” hace referencia al “hijo mimado” de los padres.

Cioccolato: ¿deriva del latín como la mayoría de las palabras italianas?

No, este término no proviene del latín ya que ni siquiera existía en Europa. En verdad, la palabra “chocolate” deriva del “náhuatl”, una lengua que se hablaba en México previo a la llegada de Colón. Así, este producto hecho de cacao tiene su origen en suelo latinoamericano.

Palabras Italianas - La palabra "cioccolato" proviene de la antigua lengua náhuatl desarrollada en México.

El cacao que da origen al chocolate es propio de Latinoamérica.

En su idioma original, “chocolate” significa “alimento de los dioses”. Se lo llamaba así porque se realizaba con él una bebida que, entre los aztecas, era considerada fuente de sabiduría y energía. En 1528, Hernán Cortés llevó el cacao a España, donde se le añadió azúcar o miel y adoptó el nombre de “chocolate”. Luego, pasó a Francia e Italia, país donde se transformó en cioccolato.

Zanzara

Para los hablantes de español: “mosquito”. El nombre de este insecto es una variación de la conocida “mosca” que a su vez proviene del latín “musca”. Sin embargo, ¿por qué se dice zanzara en italiano? El Vocabolario Etimologico della Lingua Italiana nos explica que el término busca imitar el ruido molesto que realiza el mosquito cuando vuela. Es decir, este es un claro ejemplo de cómo a veces las lenguas buscan poner en palabras lo que se percibe con los sentidos.

Camila Ramos Lavin

Autore: Camila Ramos Lavin

Soy Licenciada en Letras por la UNCuyo. Me gusta mucho aprender la lengua, la cultura y la historia de otros países, así como también enseñar la nuestra. Por la lengua y la cultura italiana tengo un sentimiento muy especial que no puedo terminar de definir en palabras, por ello deseo seguir aprendiendo sobre este bello país.

Palabras italianas: algunos casos curiosos ultima modifica: 2019-08-12T00:00:20-03:00 da Camila Ramos Lavin

Commenti

To Top