NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itMendoza

Curiosidad Usos y costumbres

Culaccino, una maravillosa palabra que deja huella

Culaccino - Marca De Cafe

Culaccino: “marca que deja un recipiente sobre la superficie en la que se apoya”, maravilloso, ¿verdad? En español, no tenemos una palabra equivalente a culaccino, así como en tantos otros idiomas no existe el término sobremesa. El italiano, como siempre lo comentamos, es una lengua que deslumbra con sus conceptos y maneras de decir tan únicas. Tan únicas como ya la situación mundial que estamos atravesando.

Culaccino: el valor de las marcas

Si buscamos culaccino en un diccionario, encontraremos, en realidad, tres acepciones, pero todas ellas tienen un factor común: el “resto”.
Culaccino puede significar la parte final de un salame o salchicha, lo que queda en el fondo de un vaso o copa y, como ya dijimos, il segno o señal/marca que deja un recipiente en el lugar en el que estaba.

Culaccino - Salame
Se le dice culaccino a la última parte del salame.

De culaccino y pandemia

La idea del culaccino representa, posiblemente, lo que estamos viviendo en este momento. Lo cierto es que la pandemia ya nos está “marcando” y sin dudas dejará una huella imborrable. El valor de las marcas es justamente ese: recordarnos, hacer que no olvidemos lo aprendido. Como por ejemplo, la importancia de la sobremesa.

Culaccino - Almuerzo

¿No les parece curioso que no exista esa palabra en otros idiomas? Como ya lo hemos mencionado en otras notas, los idiomas construyen nuestra forma de construir y de mirar el mundo en el que vivimos. Nos delatan. Contar con la palabra sobremesa en nuestro vocabulario manifiesta nuestra sociabilidad, nuestra pasión por conversar aún cuando ya no queda comida sobre la mesa. El placer de compartir el tiempo simplemente por eso, por compartir.

Compartir, y otras cosas que extrañamos

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, dice el refrán. Y estas semanas, más que nunca, lo estamos comprobando todos, en casi todos los lugares del mundo. Ojalá que cuando todo acabe, no nos olvidemos del culaccino, de lo que hizo rebalsar el café o el vino y “ensució” nuestra mesa, del resto de cerveza que dejamos sin beber, de la parte final del salame que nadie quiere.
No limpiemos nuestras marcas: están allí por algo. Aprendamos a valorar las oportunidades y los regalos de compartir una sobremesa con nuestra familia, con nuestros amigos, de celebrar porque sí. De nosotros depende que la pandemia nos haga mejores no solo mientras dure, sino incluso después.

Para reflexionar con las palabras

¿Qué palabras nuevas nos dejará esta fuerte experiencia? ¿Cómo la contaremos? ¿Qué palabras utilizaremos para transmitir nuestras actividades y emociones durante el confinamiento?
Si bien tenemos muchas ganas de salir, por ahora lo mejor es quedarnos en casa, reflexionando, por momentos y disfrutando los pequeños y grandes regalos que nos da la vida.
Y por último, ¿cuáles son sus palabras favoritas en italiano? ¿Conocen alguna otra que no tenga una equivalente en español? ¡Les leemos!
Y sí… Es tal cual se lo imaginan… El origen de culaccino es justamente el que están pensando. Pero en italiano suena muy dulce, ¿verdad que sí?

Culaccino, una maravillosa palabra que deja huella ultima modifica: 2020-04-14T13:48:43-03:00 da Camila Balter
To Top