NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itMendoza

Entrevistas Personalidades

Marcos Bruno: “Me gustan pocas palabras”

Marcos Bruno - Orozco

Marcos Bruno llegó a la entrevista afónico. Dice que es por el trabajo, una empresa de Data Science que tiene con sus amigos y que se matan de risa todo el día. Dice que su trabajo suena aburrido; no quiere hablar mucho de eso. Quizás por eso bromean tanto: buscan el equilibrio. Pero, en realidad, no es eso; buscan datos y los interpretan.
Como no quiere profundizar demasiado, solo queda imaginar un panal de abejas haciendo miel. Es que para Marcos Bruno, aparentemente, no hay nada más dulce que investigar y experimentar. De todos modos, lo que más quiere es terminar Ingeniería Mecatrónica para dedicarse a la música, carrera que descartó de chico a último momento.

Expositor en TEDx

La verdad es que la hipótesis de la afonía suena bastante creíble, porque Marcos Bruno probablemente sea 70% agua y 30% humor. Evidentemente es algo importante para él. El humor y la provocación dominan casi siempre la conversación. Pero, como dice el dicho, broma tras broma la verdad se asoma. No es que se tome todo con ligereza, banalidad o liviandad. Dice que le gustan pocas palabras, aunque habla un montón: su simpatía, carisma y afán divulgativo lo convierten en un comunicador innato. No encaja con el (mítico) estereotipo de científico solitario. Marcos Bruno enseña, en cursos y conferencias; tiene una columna radial y hasta dio dos charlas TEDx. Dice que quiere tener un podcast. Seguramente lo escucharemos muy pronto en ese nuevo formato.

Marcos Bruno - Ted

No le gustan las palabras emprendedor, coach ni la idea de lo genial que es, supuestamente, ser tu propio jefe. Es consciente del rol que cumplen los privilegios sociales, económicos y de todo tipo: no basta querer trabajar duro para lograr algo. Para chicos como él, reconoce, todo es mucho más fácil, y, además, la suerte es crucial. “No sabés toda la suerte que he tenido yo”, asegura. Puede ser, pero es que además, Marcos no para.
Sus retratos periodísticos lo posicionan como “joven líder inspirador”. Y es cierto que inspira escucharlo.
Pero también se ríe de él mismo: es hiperactivo, obsesivo, exigente y no se conforma. Siempre quiere más. Por eso puede resultar difícil concretar un encuentro, pero, por suerte, no es imposible. Siempre está dispuesto, pocas veces disponible. La verdad, no es fácil imaginarlo en un sillón hipnotizado por Netflix como cualquier mortal o simplemente haciendo nada.

¿Quién es Marcos Bruno?

Llegamos tarde, pero llegamos. Después de una larga espera, itMendoza logró una entrevista con Marcos Bruno. Desde hace tiempo forma parte del star system mendocino y, recientemente, del argentino. Ha sido nota de los principales medios del país y ha participado en muchísimos eventos. Pero no es solo un personaje mediático.

Marcos Bruno - Foto Diario
Autor: Marcos Bruno

Viajes, sueños, inventos y exposiciones hicieron (y hacen) que se ganara apodos vinculados, sobre todo, con la astronomía: Marcosnauta, uncuyauta, niño astronauta. Todo el mundo dice que es de otro planeta. Y la verdad es que te hace dudar. Pero después te habla de la amistad, de la búsqueda de la felicidad y de la música (guitarra, bajo y batería) y te das cuenta de que si bien mira siempre al cielo, tiene los pies bien en la Tierra. O quizás es cierto que no es de acá y está simplemente intentando volver.

El árbol y el bosque

“La naturaleza te quiere matar todo el tiempo”, sintetiza. No se trata de una cuestión moral ni maniquea: “La naturaleza es caos”. El humano, dice, intenta permanentemente introducir orden en el sistema: lo más artificial que puede haber. Suena a videojuego, pero sostiene que, al mismo tiempo, el ser humano es el único que se preocupa (tanto) por el otro. Eso lo conmueve y lo fascina: no tanto el poder pensar, sino el poder sentir.
Conversar con Marcos es hablar de ciencia y de dios, de datos y de cambiar el mundo. Este último es su gran objetivo de vida, junto con la felicidad. Aunque reconoce que muchas veces, al contrario de lo que le sucede a otros, el bosque le impide ver el árbol.

Un mendocino en Marte

Tiene 25 años recién cumplidos y un montón de experiencias. Viajó a Estados Unidos para participar en una simulación marciana en la base Mars Desert Research Station de la Mars Society (uno de los mejores análogos de Marte que existen y compañera de NASA).
También lo recibieron en la prestigiosa Universidad de Standford. Allí hizo una investigación con un microscopio de un dólar para diagnosticar cáncer de cuello uterino. 

China, Italia y Argentina

Además, fue uno de los 35 jóvenes del mundo elegidos por la ONU para viajar a China para generar proyectos de triple impacto en sus comunidades. En esta oportunidad, nos contó, comprobó eso que dicen que tenemos los argentinos: logró hacer jugar y reír a un gran grupo de ejecutivos chinos en un lujoso after office. De hecho, una de las empresarias le dijo que le había recordado a su vida en Italia, donde había vivido tiempo atrás.
Este año, junto a su equipo, ganó la competencia Open Space con su propuesta “Universitwin”, un “Digital Twin” o gemelo digital de un satélite capaz de disminuir los grandes costos, riesgos y complejidad de las misiones espaciales. Además, el proyecto apuesta por la democratización del conocimiento, ya que cualquiera podrá acceder a los datos recolectados.
Marcos Bruno tiene, encima, orígenes italianos, por parte de su familia paterna. Pero todavía no averigua exactamente de dónde. ¿Cómo se lo decimos?

Autor imagen de portada: Martín Orozco

Marcos Bruno: “Me gustan pocas palabras” ultima modifica: 2020-10-26T20:38:19-03:00 da Camila Balter
To Top