Historias Personalidades

Día del Padre mendocino: una historia de cariño y devoción

Padre - San Martin y su hija

Cada 24 de agosto, Mendoza celebra el Día del Padre en homenaje al natalicio de Mercedes Tomasa, hija de don José de San Martín. Desde sus primeros años juntos a los pies de la Cordillera, hasta el último adiós del General: la historia de un vínculo que dejó huellas en la cultura de la provincia.

Padre - Estatua De San Martin Y Mercedes
Estatua De San Martín y Mercedes en la Alameda mendocina. PhotoCredit: mendoza-camara.org

La infanta mendocina

Lejos del fuego cruzado y las batallas por la liberación, José de San Martín había formado una familia. En noviembre de 1812, el padre de la patria contrajo matrimonio con la joven porteña María de los Remedios de Escalada. Cuatro años más tarde, un 24 de agosto de 1816, llegaba al mundo Mercedes o, como su padre solía llamarla, la “infanta mendocina”, debido a su lugar de nacimiento.
Si bien Mercedes vivió una infancia llena de cuidados y cariño, su vida se vio alterada ante la muerte de su madre en 1823. Un año más tarde, José y su hija se instalaron en Francia, donde la pequeña Merceditas recibió educación de primer nivel.

La vida en Francia

Don José de San Martín y su hija permanecieron juntos en la capital francesa hasta 1931, año en que una epidemia de cólera llegó a la ciudad. Por este motivo, el general decidió mudarse a las afueras de París. Sin embargo, la enfermedad golpeó a los dos San Martín, quienes fueron atendidos por Mariano Balcarce, médico y embajador argentino de Francia y España.
El 13 de diciembre de 1832, Mercedes contrajo matrimonio con Mariano Balcarce, siendo este uno de los momentos más felices en la vida del general San Martín. De esta unión, nacieron las dos nietas del Libertador: Josefa Dominga y María Mercedes.
El 17 de agosto de 1850, a las tres de la tarde, don José de San Martín falleció en su casa de la campiña francesa, rodeado del cariño de su hija, su yerno y sus nietas. En su testamento, hizo manifiesto el amor que sentía por Merceditas. “Aunque es verdad que todos mis anhelos no han tenido otro objetivo que el bien de mi hija amada, debo confesar que la honrada conducta de esta y el constante cariño y esmero que siempre ha manifestado han recompensado con usura todos mis esmeros, haciendo mi vejez feliz”, redactó el héroe argentino.

Padre - Maximas De San Martin
Las máximas de San Martín, un regalo para su hija

De un padre a su hija: un legado para toda la vida

Quienes tuvieron la suerte de conocer al líder político y militar lo describieron como un hombre simple, de buenos modales, cortés y de gran bondad de carácter. Por esto, no era de extrañar que don José de San Martín quisiera transmitir sus mismos valores a Mercedes. En 1825, el padre de la patria redactó un escrito con sus ideales como regalo a su hija y al pueblo argentino a los que llamó “máximas”. Así, San Martín propuso:
– Humanizar el carácter y hacerlo sensible aún con los insectos que nos perjudican.
– Inspirarle amor a la verdad y odio a la mentira.
– Inspirar gran confianza y amistad, pero uniendo respeto.
– Estimular en Mercedes la caridad con los pobres.
– Respeto sobre la propiedad ajena.
– Acostumbrarla a guardar un secreto.
– Inspirarle sentimientos de indulgencia hacia todas las religiones.
– Dulzura con los criados, pobres y viejos.
– Hable poco y lo preciso.
– Acostumbrarla a estar formal en la mesa.
– Amor al aseo y desprecio al lujo.
– Inspirarle amor por la Patria y por la libertad.

El Día del Padre “mendocino”

El 12 de agosto de 1986, la ley 5131 instituía la celebración del Día del Padre en todo el territorio provincial. Cada 24 de agosto, familias de la provincia e instituciones educativas recuerdan con respeto el vínculo de amor que unió a José de San Martín y a su hija, Mercedes.

Cielo Gil

Autore: Cielo Gil

Soy traductora de inglés nacida en Mendoza. Pese a no tener orígenes italianos, mi fascinación por el “Bel Paese” se despertó desde muy pequeña y casi por casualidad. En 2017, tuve la oportunidad de estudiar durante un semestre en la Università di Bologna, en donde aprendí a querer a Italia tanto como a mi propio país. En la actualidad, vivo y estudio en Budapest. Amo la pasta, el mate y los días de lluvia.
Día del Padre mendocino: una historia de cariño y devoción ultima modifica: 2019-08-26T00:00:01-03:00 da Cielo Gil

Commenti

To Top