NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itMendoza

Historias Italianos en Mendoza

El cine mendocino, una historia con acento italiano

Cine Mendocino - Celuloide

El cine mendocino constituyó, en su época de oro, una verdadera industria. Nuestra ciudad puso en pie un estudio de cine pujante y atrayente para grandes actores y directores de todo el mundo. Entre sus padres fundadores, encontramos a miembros de la comunidad italiana de Mendoza. Ellos dieron vida al sueño de convertir a Mendoza en el Hollywood de la región.
Javier Ozollo, un gran estudioso del cine mendocino, señala que el alma mater fue el italiano Arturo Santoni. “Era un empresario que incursionó en diversos rubros, siempre con una mentalidad innovativa”.

El cine mendocino y sus genes italianos

Pero también, una gran cantidad de testigos de la época advierten que el ideólogo de una industria cinematográfica en Mendoza fue el actor italiano Aldo Fabrizi (Roma città aperta, Rossellini, 1946; Guardie e ladri, Steno/Monicelli, 1951; C’eravamo tanto amati, Scola, 1974; entre otras). Vittorio “Papi” Stocco comentó en una entrevista que “Fabrizi había asistido casualmente a Mendoza y conversó sobre la idea con varios de los empresarios locales”. Uno de ellos, era Arturo Santoni, quien probablemente fue quien hizo posible la visita del actor a Mendoza.
Santoni, junto a otros empresarios mendocinos, fundó Film Andes en 1944, un ambicioso proyecto de producción de cine mendocino.

“La California argentina”

La empresa mendocina era realmente prometedora. Mendoza, gracias a su envidiable clima que “permitía largas temporadas de iluminación completa, con un paisaje variado y una plaza comercial que asomaba como de las más importantes del país”, logró convertirse “en el único foco productivo de cine del interior”. Por eso, en poco tiempo, la prensa comenzó a referirse a nuestra provincia como la “California Argentina”.

Los estudios

Film Andes construyó sus estudios en Godoy Cruz, preparados “con los máximos adelantos de la época”. La primera película rodada totalmente en Mendoza fue la octava, Lejos del cielo, estrenada en 1950. Tres años después llegó El último cowboy, de Juan Sires, con la participación de Augusto Codecá, Héctor Calcaño y Floren Delbene. Esta parodia del clásico cine de vaqueros estadounidense resultó un éxito comercial sin precedentes.
En la misma época comenzó el rodaje de Surcos en el Mar, la última realización totalmente producida por Film Andes. Estuvo bajo la dirección del inmigrante austríaco Kurt Land y con Enrique Muiño, uno de los actores más destacados del momento.

El cierre de Film Andes

Lamentablemente, la situación política y económica marcó el fin de quince intensos años de cine mendocino. Luego de agotarse las gestiones del presidente de Film Andes, Santoni, viajó a Italia, en 1958, para conseguir una coproducción. Nuevamente le ayudaron sus vinculaciones con los artistas italianos, entre ellos Aldo Fabrizzi, Amadeo Nazzari y Ave Ninchi.
Luego del estreno de Álamos Talados, dirigida por el italiano Caetano Catrani y filmada en San Rafael, Film Andes tuvo que cerrar sus puertas.

Cine Mendocino San Rafael
Río Atuel, en Valle Grande, San Rafael

“Se pagaron deudas con la venta de los estudios a una empresa extranjera, que llegaba con la intención de cambiar el gusto de los argentinos: la Coca Cola”.

El intento de recuperación

Afortunadamente, en 2014 productoras mendocinas se unieron y conformaron el clúster o grupo asociativo Film Andes. Esta organización sin fines de lucro trabaja desde ese entonces para desarrollar nuestra industria audiovisual en la producción y realización no solo de largometrajes, sino también cortos, documentales, publicidad e industrias creativas, como videojuegos, software y aplicaciones.

Autor imagen de portada: Image by Igor Ovsyannykov from Pixabay

El cine mendocino, una historia con acento italiano ultima modifica: 2020-10-05T12:42:00-03:00 da Camila Balter
To Top