NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itMendoza

Italianos en Mendoza Personalidades

Arturo Calcagno: más de 40 años al servicio de los italianos

Calcagno - foto del pasaporte de Calcagno

Los hermanos Mirta y Carlos no esconden el orgullo y la emoción que sienten al recordar a su padre, Arturo Calcagno. Este inmigrante de origen lucano llegó a Mendoza hace casi ocho décadas y su obra dejó una enorme huella en las comunidades italianas de la provincia. A continuación, itMendoza presenta la historia del diplomático que trabajó toda su vida por sus compatriotas.
Arturo Calcagno nació en la localidad de Lauria Superiore, en la región de la Basilicata. Cuando era apenas un niño, su familia se trasladó a Montecatini Terme, en la Toscana. Era el mayor del segundo matrimonio de su padre, Biagio, y tenía cinco hermanos.
Pero el destino de los Calcagno no estaba en Europa. Fue así, como en el año 1929, Biagio y dos de sus hijos, Arturo y Aldo, emprendieron un largo viaje hacia Argentina.

Calcagno - Arturo Calcagno

Los hermanos Calcagno en Montecatini Terme. Arriba: Francesco y Nicola. Abajo: Arturo, Angiolina con Aldo en brazos y Angelica. PhotoCredit: Carlos Calcagno

Al poco tiempo de instalarse en la provincia de Mendoza, Biagio Calcagno adquirió un corralón y se ganó la vida como comerciante. Por su parte, Arturo comenzó su carrera en el consulado de Italia con apenas 20 años. Su hermano Aldo pronto seguiría su mismo camino.
Por aquel entonces, Arturo también impartía clases de italiano. Fue así como conoció a su esposa, Rosalina Villegas, quien, sin tener orígenes italianos, llegó a dominar esta lengua a la perfección y a desenvolverse como una más entre los compatriotas de su marido. Ambos tuvieron tres hijos: Blas, Mirta y Carlos.

Una labor incansable

Arturo Calcagno comenzó como administrativo en la oficina diplomática y llegó a ser cónsul en distintos periodos. Además de administrar el consulado, dirigió la Escuela Italiana.
También se encargó de recibir a las personalidades destacadas que visitaban la provincia. Entre las figuras más célebres que conoció, se encuentran el entonces presidente de la República italiana, Giovanni Gronchi, el prodigio musical Pierino Gamba y el afamado tenor lírico Tito Schipa.

Calcagno - Calcagno junto al presidente Gronchi

Adelante, el presidente Gronchi. En la tercera fila hacia atrás, Arturo Calcagno. PhotoCredit: Carlos Calcagno

Por otra parte, el lucano fue uno de los propulsores de la fundación de los centros culturales Unione degli Amici della Lingua Italiana, Casa d’Italia y el Instituto de Cultura italiana en la provincia. También, participó en la comisión pro Hospital Italiano.
Arturo Calcagno murió a los 76 años en Mendoza, de donde nunca quiso marcharse. “Si bien era un hombre muy orgulloso de sus raíces, mi papá amaba Argentina. Tuvo la posibilidad de irse a la embajada en Inglaterra, con un sueldo mucho mejor. Sin embargo, él siempre quiso quedarse en Mendoza porque se había encariñado mucho con la provincia”, cuenta su hijo Carlos Alberto. “Él amaba el consulado y trabajar por los italianos: era su vida”, agrega Mirta.
Por su gran labor, el italiano se hizo merecedor de las distinciones Cancelliere Capo, Cavaliere Ufficiale y una medalla de plata entregada por el presidente Gronchi, entre otros premios y reconocimientos.

Calcagno - Calcagno junto a la orden de Cavaliere al Merito della Repubblica Italiana

El gobernador Gabrielli junto a la orden de Cavaliere al Merito della Repubblica Italiana. En el centro: Arturo Calcagno. PhotoCredit: Carlos Calcagno

El legado de Calcagno

Hoy en día, los hijos de Arturo son grandes referentes de la italianidad en la provincia y en el país. Blas, el mayor, tuvo una carrera diplomática exitosa en Rosario. Por su parte, Carlos fue presidente del  Circolo Basilicata Mendoza durante muchos años. Mirta es una figura emblemática en la Società Dante Alighieri, en la cual ejerció la docencia del italiano hasta los 80 años y ahora forma parte de la comisión directiva de dicha institución.
“El legado más grande que mi papá le dejó a sus hijos, nietos y bisnietos fue el amor por Italia. Todos hablamos el idioma y nos interesamos muchísimo por su cultura”, cerró Mirta.

Calcagno - Hermanos Calcagno

Mirta y Carlos junto a un mapa que pertenecía a su padre.

Arturo Calcagno: más de 40 años al servicio de los italianos ultima modifica: 2019-05-27T22:45:07-03:00 da Cielo Gil
To Top