NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itMendoza

Cibo Usos y costumbres

Huerta en casa, el legado de los nonos

Huerta - Manos Cultivando

Una opción sostenible y terapéutica.

Seguramente muchos de nosotros crecimos jugando en el jardín de la nona. Infinidad de veces nos llevamos un reto por romper alguna que otra planta con la pelota. Dentro de ese gran universo que significaba para nosotros el jardín de la nona, estaba la huerta. Tener una huerta en casa es una tradición muy arraigada en los europeos. Tanto en el tiempo de los romanos como en la era cristiana, la producción hogareña de hortalizas ha existido siempre. Décadas atrás cuando Europa se vio azotada por las guerras, las huertas hogareñas salvaron a muchas familias del hambre. En la actualidad, inmersos en un mundo de plásticos, alimentos transgénicos y procesados, la huerta en casa significa una mejor calidad en nuestra alimentación. Hoy en día y sobre todo producto de la pandemia, en Mendoza, algunos municipios están estimulando los cultivos caseros e incluso regalan las semillas y la guía de siembra.

¿Se puede hacer una huerta en espacios reducidos?

Al pensar en una huerta imaginamos una gran extensión de patio o jardín. Sin embargo, la solución es más sencilla de lo que pensamos para iniciar una huerta. Entre las opciones encontramos cajas de madera, pallets, antiguas macetas, botellas plásticas, caños (de agua corriente o pluviales). Cualquiera de estos puede ser reciclado y realizar una bella huerta alternativa. Puede ser horizontal si disponemos de jardín o patio, pero también podemos diseñarla verticalmente. El secreto está en saber aprovechar el espacio que se dispone. La primavera es el mejor momento para pensar, proyectar y organizar nuestra huerta.

Manos a la obra

A continuación, veremos varias alternativas para armarla. Una posibilidad es reutilizar cajones de verdura (incluso los que descartan en las verdulerías). Se puede forrar con nilón (mientras más micrones mejor) o con algún toldo viejo. La tela “media sombra” también puede ser útil. Se calcula que en un cajón se pueden cultivar cuatro plantas de tomate que al final de la temporada habrán producido unos veinte kilos cada una aproximadamente.
Otra opción en madera es reciclar pallets. Con dos pallets es posible armar una huerta de un metro por un metro y unos cuarenta centímetros de profundidad. Para ello se debe utilizar solamente la estructura (sin las maderas de soporte de arriba y de abajo), solamente dejando una base y con las maderas que desclavaste rellenar los espacios para evitar que la tierra se salga.

Huerta Vertical Elaborada Con Botellas
Huerta vertical elaborada con botellas. PhotoCredit: NonSprecare

Pensando en un diseño vertical de la huerta, las opciones plásticas nos pueden brindar algunas soluciones. Entre ellas encontramos una de las clásicas que es con botellas y bidones cortados por la mitad. Su ventaja es que no necesitan impermeabilización. Los caños y tubos de PVC son otra opción, cortados por la mitad o realizando huecos del tamaño de un puño. Y por último, se pueden reciclar antiguas macetas que tienen alguna rajadura o corte. Con iniciativa se pueden rescatar.
Si se opta por los cajones o las opciones plásticas, se colocan sobre una pared en una estantería, amuradas o estratégicamente apiladas. La huerta vertical tiene la ventaja de que en verano absorbe la calidez del sol y refresca el ambiente, además de perfumarlo si cultivamos aromáticas.

¿Qué sembrar?

Existen cultivos clásicos que no pueden faltar en ninguna huerta: las hierbas aromáticas. Las aromáticas, además de darle un toque a las comidas, son plaguicidas naturales que alejan las plagas de nuestra huerta. Existen dos tipos de aromáticas: las perennes y las estacionales. De las perennes, las infaltables son: romero, orégano, cilantro, salvia, tomillo, ciboulette o cebollino, manzanilla y menta. Entre las estacionales que se pueden sembrar en primavera, podemos encontrar albahaca, perejil y eneldo.

Huerta - Horizontal Elaborada Con Cajones
Modelo de huerta horizontal. PhotoCredit: Casa Pratica.


En cuanto a las hortalizas para sembrar en primavera podemos encontrar: tomate, berenjena, calabaza, pepino, pimientos, puerros, zapallito, brócoli, repollo y coliflor. Estos mismos complementan a los cultivos de todo el año como acelga, apio, lechuga, rabanito, remolacha y zanahoria. En cuanto a frutas de huerta, el melón es ideal para sembrar en esta época. La rúcula y la achicoria también son ideales en cualquier huerta porque se pueden ir cortando y vuelven a brotar, sin privarnos nunca de una rica ensalada o de un buen aderezo sobre la pizza de rúcula y jamón crudo.
Por supuesto que como ser vivo que son, los cultivos requieren de cuidado y atención riego diario, desmalezarlos y abono.

Huerta en casa, el legado de los nonos ultima modifica: 2020-09-15T10:54:21-03:00 da Gabriel Magni
To Top