"Ser italiano también es una historia de amor" - itMendoza

itMendoza

Entrevistas

“Ser italiano también es una historia de amor”

Ser Italiano - Estampilla

Obtener la ciudadanía italiana para muchos jóvenes es un beneficio pero también un privilegio. Ser italiano va más allá de lo que diga un papel, implica no solamente adquirir derechos sino también obligaciones. Son muchos quienes aun habiendo nacido en Argentina y conociendo o no a sus antepasados sienten que la italianidad es un compromiso. Por esa italianidad y también gracias a ella es que son lo que son y esperan transmitirlo a las generaciones futuras. Hoy te contamos la historia de distintos jóvenes, su sentir y su pensar con respecto a lo que significa ser italiano.

Dos patrias: “ser italiano y argentino no es estar partido, sino tener una identidad más grande”

“Yo tengo dos patrias, una la Argentina, la otra, Italia. Siempre lo tuve claro”. Marco es bisnieto de italianos, sus bisabuelos emigraron desde Liguria. Si bien no llegó a conocer a sus ancestros, siente que desde siempre ese “sentirse italiano” estuvo latente y que tanto sus padres y su abuelo supieron mantener la italianidad en su casa. “No tenía que ver con cortar o no los fideos o tomar café hasta por las dudas. Cada vez que se acercaba junio y decían que el padre de Belgrano era de Liguria a mí se me inflaba el pecho de orgullo“, declara. “Por eso soy ciudadano italiano, porque una parte de mi historia está cruzando el Atlántico, en la costa de Imperia”.

Ser Italiano Nonna Caterina
Caterina Drocco, la abuela paterna de María Alejandra. Sus padres eran oriundos de Spinetta Marengo, Alessandría.

Il cuore a strisce y un homenaje al pueblo de sus ancestros

“Nací el 26 de noviembre de 1996 y mi segundo nombre es Alejandra, si sos de la Juve, inmediatamente entendés el porqué”, se entusiasma. “¿Viste que hay casas en las que uno nace siendo de un equipo y no se discute por nada del mundo? Bueno, como dice la canción, nosotros tenemos el corazón a rayas, soy bianconera desde el minuto cero”. El abuelo de Yamila llegó desde Turín a la Argentina después de la Segunda Guerra Mundial y pocos años después de casó con su abuela, hija de italianos oriundos de Spinetta Marengo, en Alessandría. “Mi nombre también es un homenaje a ella y su tierra”, comenta. “Este año tomé la determinación y voy a iniciar los trámites para hacerme italiana, lo que siento tiene que coincidir con lo que soy y yo siempre sentí que Italia esta en mi corazón, a rayas, por supuesto”.

“Abuelo, contame cómo llegaste a la Argentina”

Eso era lo que Francisco le pedía a su nonno una y otra vez. “En esa época daban unos dibujitos de Sinbad el Marino y yo me imaginaba que él había hecho algo parecido, que se había subido a un barco de madera y había cruzado todo el océano… era mi héroe”, recuerda. “Después volvió varias veces a Italia y como coleccionaba monedas, volvía con latas enteras”. Franco, el abuelo de Francisco, murió el año pasado. “Teníamos pensado viajar juntos, él decía que iba a ser su último viaje, para festejar los 80, pero justo empezó la cuarentena y después se enfermó”. Francisco, tras la muerte de su abuelo, decidió iniciar los trámites para ser ciudadano italiano. “Es una forma de continuar su legado, tengo que llevar eso conmigo para siempre, igual que llevo esta moneda en la billetera”, señala y me muestra una moneda de 500 liras.

Ser Italiano Monedas
La monedas de Francisco

Ser italiano no es solo un pasaporte

“Yo llegaba el domingo y sabía que iba a haber una carta ahí”, asegura Federica. Su nonna Felisa, oriunda de Lucca, llegó a Argentina de adolescente, pero la hermana de esta, Ferdinanda, recién casada, había decidido permanecer en Italia. “Y toda la vida se comunicaron por carta, hasta que llegó Skype“, comenta. Cuando Dina murió, Federica, su madre, su hermana y su abuela fueron a Italia, recorrieron el pueblo, la ciudad y todos los rincones que alguna vez las hermanas Durando habían recorrido juntas. “En medio de ese viaje, muy emotivo y que reunió a las tres generaciones yo le dije a mi nonna ‘también quiero ser italiana’. Tuve la revelación en ese momento, con ella, en Italia sentí qué significaba ser italiano”, asevera. “No es un pasaporte, es toda la historia que hay atrás, la nuestra, la de mis ancestros, la mía”.

“Ser italiano también es una historia de amor” ultima modifica: 2021-09-03T00:51:00-03:00 da Victoria Bibiloni Abbona

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
10 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Yamila

Gracias por contar la historia mía y la de mi nonna! Estoy muy emocionada.

Julieta B. Mollo

¡Qué lindo! ☺

Nacho

Se llama Alejandra por Alessandro del Piero? me muero!!! Aguante la Juve

Víctor

Hermosa nota!! Mi bisabuelo también vino de Lucca. Gracias por compartir la historia.

Carla

Vic! Tenés que venir a casa a contar la nuestra!!

Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x