Bragagnini, su paso y legado en la Lepra - itMendoza

itMendoza

Entrevistas Italianos en Mendoza

Bragagnini, su paso y legado en la Lepra

Bragagnini - Water Bragagnini Junto Al Momo Orsi

Históricamente, el club de los italianos por excelencia ha sido Independiente Rivadavia. En notas anteriores hablamos de su origen, su fundación y el porqué de los azzurri del parque. Cada club tiene en su historia, dirigentes que marcaron un camino. El de la Lepra tiene el nombre de Walter Bragagnini.

Bragagnini, de Italia a la Argentina

Walter Bragagnini nació en 1922 en la ciudad de Udine, región del Friuli-Venezia-Giulia. Emigró a América en 1947, con 25 años, luego de contraer matrimonio, aunque viajó solo para establecerse antes de la llegada de su esposa. Embarcó en el puerto de Génova y piso suelo americano en Brasil. Originariamente su destino era Venezuela, pero debió optar por la Argentina debido al costo que tenía el boleto del barco a ese país. Dado que a la Argentina podía ingresar vía terrestre continuó el camino hasta Mendoza, donde ya vivía un tío suyo. En Italia su profesión era de Perito Contable, adquirió gran experiencia en el área porque había ejercido en Rumania muchos años, debido a que su familia debió migrar por el fascismo desde Italia a este país. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, con la llegada del comunismo, volvieron a Italia.

Su llegada a Mendoza

En Mendoza buscó continuar en el rubro contable y consiguió en un frigorífico de la Ciudad. En 1958 abrió su propia empresa de exportación de ganado. Con la experiencia obtenida en el frigorífico logró exportar a Chile, Perú y Ecuador a través de camiones ganaderos y barcos. Solamente una vez exportó a Italia desde Buenos Aires, pero no continuó por las pérdidas que generó. A su vez, compró tierras improductivas en la zona este primeramente y en el Valle de Uco después. Allí sembró viñedos y construyó una bodega.
Como todos los italianos, legó a su familia el ejemplo del trabajo y el esfuerzo, además de la lengua y el contacto permanente con la famiglia en Italia. Incluso regresaron en varias oportunidades y por períodos de tiempo prolongado.

La Lepra, el club de sus amores

Su hija Silvana, quien nos contó toda la historia de su padre, nos dijo que Don Walter era un gran entusiasta del deporte. De joven había practicado natación y ciclismo, además de ser un apasionado del calcio y el automovilismo, no solo en Italia y la Argentina, sino en el mundo. Claramente el fútbol era su preferido y siendo un tifoso de Independiente, con iniciativa y empuje, le fue propuesto la presidencia del club.

Bragagnini - Con Dirigentes Del Club Y Del Consulado Italiano
Bragagnini junto a dirigentes del club y miembros del Consulado Italiano en Mendoza. Autora: Silvana Bragagnini.

La Lepra era parte de él. Emocional e intenso, dedicó su pasión y todo el empuje, algo difícil de comprender para la familia, según Silvana. Inclusive en los tiempos de mayor trabajo en la exportación, cuando debía viajar, organizaba sus vuelos en función a los partidos de la Lepra. Recuerda Silvana que luego de dos semanas de viaje entre Ecuador y Perú, llegó a Mendoza y desde el aeropuerto directamente se fue a la cancha porque jugaban los azules. Nos contó también que más de una vez, subió al auto con amigos de la dirigencia y partían hacía algún pueblo lejano del país para ver jugar a alguna promesa de la que habían oído hablar. Recorrió el país buscando talentos que después traía a Mendoza.

Bragagnini y su visión de dirigente

Su visión respecto de los azules del parque iba más allá del fútbol. Construyó la pileta olímpica, lamentablemente hoy abandonada y deteriorada. Impulsó la construcción de la tribuna Sur con vestuarios y gimnasio incluidos, los cuales hoy en día se continúan utilizando y donde se encuentra la administración del club.

Bragagnini - Junto Al Gringo Memoli Y El Gobernador De Mendoza
Junto al ex gobernador de Mendoza Martínez Baca y el gringo Memoli ídolo del club. Autora: Silvana Bragagnini.

Él imaginó y proyectó para la familia Azul una verdadera Villa Olímpica. Compró las tierras junto a lo que hoy es el Acceso Sur y fundó la Ciudad Deportiva, la primera de Mendoza. Alcanzó a construir una gran pileta, los vestuarios, la cancha de fútbol que hoy utilizan las inferiores. Además de canchas de bochas, de tenis y los quinchos, la idea era expandirse aún más. Los socios podían disfrutar de un verdadero centro de actividades deportivas y recreativas. El objetivo era que sirviera como infraestructura para eventos y competencias internacionales. Un proyecto verdaderamente ambicioso. Don Walter Bragagnini es otro gran ejemplo de lo que Italia ha legado a Mendoza y su historia.

Bragagnini, su paso y legado en la Lepra ultima modifica: 2021-08-31T00:31:00-03:00 da Gabriel Magni

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x